martes, 26 de noviembre de 2013

Termostato de Ford Transit

Hoy toca furgoneta.
A mi hermano, se le ha roto el enfriador de aceite de la furgo, y le ha liado una buena en el circuito de agua.

Los síntomas son que el agua del radiador, se mancha de aceite, y el indicador de temperatura, esta bastante inestable, subiendo y bajando sin sentido, lo cual es comprensible teniendo en cuenta que si pasa aceite por el sensor, el aceite esta a mas temperatura que el agua. La furgo se paraba de vez en cuando cuando pasaba esto, y le costo llegar a casa, pero ya quedaba poco, y llego.

Al tema. El cambio del enfriador, no lo he documentado, porque se hace por debajo de la furgo, y tira todo el agua, y parte del aceite, y esto sumado a que se ha estropeado mi cámara de fotos sumergible, la nueva cámara no la he querido arriesgar a meterla debajo a tirar fotos.

Una vez cambiado el enfriador y limpiado el circuito de agua con productos específicos para ello (que no han sido demasiado efectivos), procedemos al cambio del termostato, pues esta, como varias partes mas del circuito, con bastantes restos de aceite. El termostato, es el que se encarga de "abrir el grifo" que permite que pase el agua a través del radiador una vez que ha cogido cierta temperatura. En este modelo de motor, esta justo al final del tubo grueso que baja desde el radiador hasta el lateral del bloque del motor, mas o menos por donde indica la foto.


Para quitarlo, tenemos tres tornillos de 8 mm que salen mas o menos bien con llaves de vaso y alguna rotula, pues están en un angulo un poco complicado si no dispones de rotula.


Aquí se puede ver ya el termostato. Cuando lo quitemos, si no se ha caído al sacar la tapa, tirara todo el agua que quede por detrás. En nuestro caso no se cae pues esta pegado con los restos de aceite que hay en toda la junta de goma que lo rodea.


Este es el aspecto del termostato que he quitado, y el aspecto del nuevo, que es como debería de estar mas o menos el otro a excepción de un poco oxidado.


Antes de colocar el nuevo termostato hay que limpiar bien la caja donde se aloja para evitar que algún resto pueda pellizcar la goma o dejarla pisada, pues podría dañarla e iríamos perdiendo agua. El hecho de no ver que tire una vez montado no es garantía de que este todo bien, pues una vez el motor en marcha y caliente, cogerá presión y lo que en un principio no es una fuga, puede vaciarnos el circuito y darnos algún susto, así que es mejor asegurarse de que todo se monta lo mas limpio posible y evitar cosas de estas dentro de lo posible.


También limpiamos bien la tapa pues es el asiento del otro lado de la goma. Como veréis no lleva ninguna junta porque la misma goma del termostato cierra perfectamente.


El montaje hay que hacerlo con cuidado para que no se descoloque el termostato mientras apretamos los tornillos, y es conveniente el apretar todos los tornillos por igual poco a poco para que la junta de goma quede bien cerrada y no quede la tapa ladeada por haber apretado mas de un lado que de otro.

Terminado el montaje, echamos de nuevo el anticongelante (o agua o lo que le echéis normalmente) y recordar abrir el purgador o purgadores que pueda tener la furgo o coche. Una vez este saliendo el agua por los purgadores, se cierran sin apretar en exceso en caso de ser de plástico (como el de la foto)  y terminamos la tarea.


Ya solo queda probarla y ver si con esto hemos solucionado el problema que teníamos al principio, que en este caso es que no dejaba apenas pasar el agua al radiador por estar el termostato sucio y obstruido, y se calentaba demasiado.

En caso de seguir con los problemas de calentamiento, nos iríamos a revisar otras cosas como la bomba del agua o el radiador, ya que el aceite en el circuito del agua, puede estar repartido por varios puntos clave del circuito pese a haberle echado varios limpiadores que como dije anteriormente, no han sido demasiado efectivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario